Impuesto a la riqueza: las claves de la ley con la que el Gobierno espera recaudar $300.000 millones

Las casi 12.000 personas que tienen bienes por un monto superior a $200 millones deberán pagar una tasa del 2 al 5,25%, dependiendo del patrimonio del contribuyente y del país en que estén ubicados los activos.

A pesar de haber recibido objeciones en términos legales y económicos, el Senado convirtió en ley el impuesto a la riqueza, bajo la promesa de que se aplicará por única vez, en virtud de las necesidad económicas generadas por la emergencia de la pandemia de Covid-19. El tributo, cuya denominación formal es Aporte Solidario y Extraordinario de las Grandes Fortunas, espera sumar $300.000 millones a las arcas públicas, que la propia ley asigna a destinos específicos, vinculados al financiamiento de la compra de equipamiento médico y las actividades productivas, en particular de las pymes.

Según informó la titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, estarán obligados a pagarlo casi 12.000 contribuyentes. En un principio, Marcó del Pont había informado a la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados que el impuesto alcanzaría a 9.298 personas. Pero la cifra se elevó por el cambio de la fecha de cálculo de gravamen, en principio fijada para el 31 de diciembre pasado. Luego, se modificó a la fecha de promulgación de la ley. La devaluación que hubo en ese lapso, hizo que más personas lleguen a la barrera de los $200 millones.

Los ejes principales del proyecto aprobado ayer son los siguientes:

– La ley prevé el cobro, por única vez, de una tasa de 2% a los patrimonios de las personas físicas que hayan declarado hasta la fecha de la promulgación de la ley más de 200 millones de pesos.

– En el caso de los patrimonios en moneda extranjera, se computará el tipo de cambio del día de promulgación de la ley para establecer si supera o no ese límite.

– Estarán alcanzadas las personas físicas residentes en el país, por la totalidad de sus bienes en el país y en el exterior. El impuesto no tiene un mínimo no imponible.

– Las personas humanas de nacionalidad argentina que con domicilio o residencia en “jurisdicciones de baja o nula tributación”, se considerarán residentes. Las personas residentes en el exterior, lo pagarán por la totalidad de sus bienes situados en el país.

– La tasa se elevará al 2,25% para las fortunas que se encuentren en el rango de los $300 millones a los $400 millones; será de 2,50%, para aquellos que tengan entre $ 400 millones y $ 600 millones y de 2,75% para aquellos patrimonios entre $ 600 y 800 millones de pesos.

– La última escala tiene una tasa que arranca en 3% para las fortunas entre los $800 y $1.500 millones; se incrementa al 3,25% para quienes tengan entre $1.500 y $3.000 millones.

– Para aquellos contribuyentes que tengan más de $3.000, la tasa a pagar será del 3,5 por ciento. Según la AFIP, en la Argentina hay 380 personas físicas que están en esa situación, cuyos aportes representarán el 55% del total de lo recaudado por el nuevo tributo.

– Para aquella parte del patrimonio que se encuentra fuera del país, las alícuotas tendrán una penalidad de 50%, es decir, el mínimo es de 2% y el máximo es de 5,25%. Asimismo, si hay una repatriación de al menos el 30% de las tenencias financieras que tiene declaradas en el exterior en los 60 días posteriores a la promulgación de la ley, ese diferencial de 50% se elimina y, además, paga por la totalidad de sus bienes como estuvieran en el país.

– Lo recaudado por este impuesto será destinado en un 25% a programas de exploración, desarrollo y producción de gas natural (poco más de $75.000 millones); un 20% ($60.000 millones) a comprar equipamientos de salud para atender la pandemia; un 20% (60.000 millones de pesos) a apoyar a pymes con subsidios y créditos; un 20% (60.000 millones de pesos) para financiar un relanzamiento del plan de las becas Progresar destinado a jóvenes estudiantes; y 45.000 millones de pesos (un 15%) para urbanizar barrios populares en donde serán contratadas cooperativas de los vecinos de cada barrio.

– Si en los últimos 180 días hubiera variaciones en los bienes que hicieran presumir una operación destinada a eludir el pago, la AFIP podrá disponer que esos activos se computen a los efectos determinar el monto a pagar.

Compruebe también

Alberto Fernández prepara un shock de medidas para recuperar el consumo: cambios en el Ahora 12 y aumentos en el salario mínimo, las jubilaciones y el piso de Ganancias

Alberto Fernández prepara un shock de medidas para recuperar el consumo: cambios en el Ahora 12 y aumentos en el salario mínimo, las jubilaciones y el piso de Ganancias

Fuentes del Gobierno adelantaron que las tarjetas no bancarias serían reincorporadas al programa. “Vamos a …

Cómo es la maniobra contable del Gobierno para poder gastar los dólares extra del FMI durante la campaña

Cómo es la maniobra contable del Gobierno para poder gastar los dólares extra del FMI durante la campaña

Mediante un DNU incorporó al Presupuesto 2021 los US$4334 millones de los Derechos Especiales de …

Déjanos tu comentario